No hay Liderazgo sin Influencia
Begoña Pabón

No hay Liderazgo sin Influencia

Por Begoña Pabón | Coaching & Mentoring para el Liderazgo Empresarial | 02/09/2019 12:00

Una pregunta para empezar esta lectura juntos… ¿Cuántas veces no te has visto preguntándote… ”por qué mi gente no hace lo que yo espero de ellos”?...

No sé cual sea tu situación como líder de ese equipo o de esa empresa… pero en muchas ocasiones la respuesta a esa pregunta tiene que ver contigo… ¿Quizás no estés ejerciendo el liderazgo desde la influencia necesaria para motivar a la acción?...

Liderazgo e influencia van de la mano… y eso es así ahora y lo ha sido siempre. Cuando diriges un equipo o diriges tu propia empresa…Sin influencia no existe liderazgo. Y no existe influencia si no hay confianza… ese valor central que debe inspirar la relación con tu gente en ambas direcciones. La confianza es al liderazgo como el combustible al coche… ¡y ya sabemos lo que pasa cuando nos quedamos sin gasolina!...

Todo empieza con la confianza, el valor de los valores para liderar; sin confianza no hay influencia y sin influencia no hay liderazgo. Y no hablamos de influencia desde “el poder” sino influencia desde “la inspiración y el ejemplo”(acciones y coherencia).

"El secreto de mi éxito puede ser resumido en cuatro C's: Curiosidad, Confianza, Coraje y Constancia... y la más importante de todas es la Confianza." - Walt Disney - 

Si realmente queremos que nuestros colaboradores remen en la dirección necesaria para lograr los resultados deseados, necesitamos trabajar nuestro grado de  influencia, lo que nos otorga cierto grado de ascendencia sobre esas personas. Solo desde esa autoridad concedida se puede lograr un impactoen la transformación de la realidad de la empresa y en sus resultados. 

Imagínate… tienes una nueva idea para tu equipo o para tu empresa que va a requerir de esfuerzo y colaboración de toda tu gente… Ponte en su lugar… ¿Tu creerías en esa visión si quien que lo contara no se hubiera ganado tu confianza?... ¿Te comprometerías (irías más allá de tus atribuciones) con esa persona?... 

Y si hablamos deconfianza… hablamos de relaciones…de relaciones interpersonales basadas en valores y en habilidades demostradas con las acciones y los comportamientos repetidos en el tiempo. (es un viaje de largo plazo). Hablamos de valores como integridad, ética, vulnerabilidad, congruencia, empatía, humildad… y de las competencias técnicas necesarias para el rol que se desarrolla que favorezcan la credibilidad y la confiabilidad. 

Solo si tu gente cree en ti es posible que puedas influir sobre ellas. Solo desde la confianza es factible el verdadero liderazgo. Y solo desde la coherencia en el tiempo es posible mantener esa confianza, lo que requiere por parte del líder una base solida de valores basados en la congruencia personal

Y la pregunta quizás que te estés haciendo es… ¿para qué hablar de congruencia personal si hablamos de empresa?... La respuesta es simple… cuando somos congruentes, somos predecibles y eso genera mayor confianza en los otros. 

En este sentido decía Warren Bennis: “al igual que el liderazgo, es difícil describir la confianza, y más aún definirla. Sabemos cuando está presente y cuando no lo está, y no podemos decir mucho más de ella, excepto que es esencial y se basa en la predictibilidad. La verdad es que confiamos en las personas que son predecibles, cuyas posiciones se conocen, y ellas las mantienen; los líderes en quienes se confía se hacen conocer, y siempre mantienen una posición clara. La confianza implica responsabilidad predictibilidad y confiabilidad” 

Si cuando tu gente te mira ve en ti a una persona estable, consistente y constante…esto genera confianza. Y es entonces cuando estás en disposición de influir, persuadir y dirigir a tu gente en la dirección que necesitas.  Y todo ello no desde las palabras…sino desde las acciones diarias. No hay mayor herramienta de influencia y persuasión que el ejemplo desde la acción. 

"La conducta que genera más credibilidad e inspira más confianza es actuar por el bien de los demás."- Stephen Covey Jr.- 

 

Un apunte necesario en este punto… a veces asociamos “ser predecibles” con resultar aburridos, monótonos, rutinarios… nada mas lejos en este caso del que hablamos… se trata de tener la seguridad de que ese líder cumplirá su compromiso, que no faltará a su palabra, (será claro en sus posiciones y puntos de vista) y que será consecuente con los valores declarados y, por todo ello, es persona digna de confianza.

Resumamos hasta ahora… Queremos liderar, lo que implica necesariamente influir, y esto nos lleva a generar confiabilidad… lo que podríamos resumir en una simple formula matemáticaque llamaremos de las “4 Cs”:

Confianza                   =         Congruencia + Consistencia + Constancia       

                                                                                               Creencias / Valores                    Palabras/Acciones             Perseverancia                                                           

                                                                                                                                 CONFIABILIDAD                    PREDICTIBILIDAD

Y es la suma de todos estos valores y comportamientos lo que genera en tu gente credibilidady es un fiel reflejo de tu integridad. Desde ahí la confianza, y, por ende, la influencia, están garantizadas porque lo que estas proyectando es certidumbre, uno de los mejores antídotos contra el miedo al futuro y a los cambios. 

"El Miedo llamó a la puerta. La Confianza abrió y fuera no había nadie."- Autor desconocido

¿Como vas hasta ahora?... ¿Empiezas a tener respuestas a esas preguntas que te haces con frecuencia?... Sigamos entonces… Liderar tu empresa o tu equipo requiere de ti tenacidad y consistencia…pero no solo en lo que a tu comportamiento en la empresa se refiere sino también en tu enfoque de vida, con una clara orientación al logro de metas.  El liderazgo requiere de un alto grado de autoconocimiento y de un alto grado de espíritu de servicio. Y esto no puede lograrse si no hay una congruencia personal y profesional… no puedes liderar tu empresa si antes no lideras tu vida. 

No importa cual sea tu punto de partida… y quizás tampoco sea clave que tu visión sea siempre la adecuada… lo que cuenta es tu consistencia y tu constancia para mantener un buen rumbo y no cambiar constantemente “las reglas del juego”.

Aplicando la teoría a la practica

Bajemos al terreno práctico… ¿Cómo empezar o seguir haciendo esto en tu empresa o negocio?... 

1.     Asegúrate de que hay alineación entre lo que piensas, lo que sientes (emoción), lo que dices y lo que haces. (en todas las esferas)

2.     Vigila tu grado de constancia en aquello que prometes o que dices que se va a hacer. 

3.     Analiza si tu comunicación es clara y sin ambigüedades y si trasladas tu visión de forma concisa y sin dobleces.

4.     Revisa tus valores personales y la forma en que éstos se reflejan en tu empresa y en tu día a día profesional. ¿Hay coherencia?... 

Y déjame que te hable del que quizás sea el punto mas importante y también, en mi opinión, mas complejo de gestionar… ¿Qué tal si hablamos del carácter del líder?... Suele ser el punto en el que mas fallan los lideres (según Stephen Covey el 90% de los fallos de liderazgo se relacionan con el carácter).

Y esto es importante porque las personas apoyamos antes al líder que a la visión… y por eso muchas veces las grandes “propuestas” no mueven a tu gente… Hemos hablado deintegridad y, esto lleva de la mano hablar del carácter personal del líder. Es precisamente en el carácter donde radica la mayor área de influencia del líder y desde donde mayormente se puede desarrollar el liderazgo. 

Estaremos de acuerdo que no solo “de pan vive el hombre” … o dicho de otra forma… la integridad en el carácter no basta por si sola para alcanzar metas y resultados, pero también creo que, sin esa integridad, sin esa confianza…todo lo demás peligra. 

¿Cómo saber si estamos siendo íntegros?

1.    Revisa tus acciones ¿son sinceras?

2.    Revisa tus valores ¿estas comprometido/a con ellos?

3.    ¿Cumples los compromisos y las promesas hechas?

4.    ¿Asumes la responsabilidad de tus acciones y de las consecuencias de estas?

Cuando, como líder, actúas con congruencia e integridad, tu gente te percibe como una persona confiable y, en consecuencia, te haces predecible para ellas. Las personas saben que esperar de ti como persona integra, dado que tus acciones son consecuentes con tu sistema de valores y cumples con las promesas hechas. Y esto las inspira a ir más allá de sus funciones y aceptar también un compromiso.

Y para realmente tener un punto de partida para empezar a aterrizar estas reflexiones, mi primer consejo es: revisa tus valores personales. En la medida en que logres transformar esos valores en acciones coherentes y con una intención de servicio común, estarás mostrando un alto grado de coherencia y reafirmando tu influencia y liderazgo. 

Asegúrate de que esos valores personales te permiten lograr tus objetivos, establecer estrategias y tomar decisiones que lleven a la meta común, fijar tus posiciones y establecer metas inspiradoras para todo tu entorno. 

·       ¿conoces en detalle cuales son para ti esos valores principales?

·       ¿has puesto a prueba tus acciones respecto de esos valores?

·       ¿son esos valores lo que te van a llevar al logro de los resultados que esperas?... 

Si no tienes una respuesta clara a estas preguntas y quieres saber como poder contestarla… yo puedo ayudarte. Solo házmelo saber y hablamos de como lograrlo. Y si quieres establecer en tu empresa un modelo de liderazgo por valores… ¡Hablemos de nuevo! Y podré comentarte un modelo de resultados probados. 

Y no quiero terminar este articulo sin un resumen final de lo mas importante… Si realmente quieres transformar tus resultados necesitas liderar a tu gente… ya sea tu equipo de trabajo, ya sean los empleados de tu empresa o negocio… y solo vas a liderar si generas confianza y predictibilidad.¿Te animas a trabajar en ello?... 

Begoña Pabón

Autor: Begoña Pabón

Estoy aquí para acompañarte en tu camino hacia tu liderazgo definitivo y compartir contigo mi experiencia y la de mis clientes en estos últimos 9 años  para que no cometas los mismos errores que ellos  y ahorres esfuerzo y energía consiguiendo lo que de verdad anhelas y te mereces. 


Quiero trabajar contigo para despertar en ti ese líder que todos tenemos dentro y que nos hace ganadores… ese líder que va a transformar la forma que en vives tu día a día en tu negocio, que va a cambiar la forma en que te relacionas con tus equipos o con tus colaboradores, ese líder que va a tomar el dominio de sus recursos  para iniciar definitivamente el ascenso a la ansiada cima que has soñado. 

Deja tu Comentario